jueves, 16 de febrero de 2017

El suicidio demográfico


Inicio / Polémicas
Alejandro Macarrón alerta de los efectos económicos y afectivos del suicidio demográfico

«La natalidad cae por muchas razones. La principal, que no queremos tener hijos: nos incomodan»

«La natalidad cae por muchas razones. La principal, que no queremos tener hijos: nos incomodan»
Alejandro Macarrón destaca los factores morales y sociales, más que económicos, como decisivos en el invierno demográfico.
15 febrero 2017

Desde hace varios años, Alejandro Macarrón ha asumido ante la opinión pública la misión de dar la voz de alerta ante lo que considera un auténtico suicidio demográfico de España.

En 2011 escribió un libro imprescindible para comprender el alcance y las consecuencias de la caída de la natalidad: El suicidio demográfico.



Asimismo, impulsó y es director general de la Fundación Renacimiento Demográfico, cuyo objeto es "sumar las fuerzas de personas, instituciones, organizaciones, empresas y gobiernos preocupados por las graves consecuencias que la baja natalidad y el envejecimiento de la población pueden tener para nuestra sociedad".

Recientemente ha concedido una entrevista a La Contra TV donde da cuenta de la magnitud del problema, de nuestra responsabilidad ante el mismo, de sus causas más importantes (que, contra lo que suele alegarse, no son económicas), de sus consecuencias a nivel individual y colectivo (que tampoco son solo ni principalmente económicas) y de algunas posibles medidas efectivas que podrían adoptar las autoridades públicas.

Abajo ofrecemos el vídeo con la entrevista íntegra, y antes algunas frases extraídas de ella.

Magnitud del problema
-"Nos vamos a morir como pueblo porque no tenemos hijos voluntariamente. En ese sentido, se puede llamar suicidio".

Consecuencias colectivas
-"En 1900, cuando Europa llegó a la cúspide, éramos un 25% de los seres humanos y estábamos más desarrollados. Liderábamos el mundo. Ahora tendemos a la irrelevancia. Somos un 10%, el cementerio del mundo, donde hay más viejos, y cada vez pesamos menos, porque las naciones emergentes tienen más población. A uno no le apetece pasar de ser importante a no ser nada. Es lo que está pasando con Europa por demografía. Occidente y Europa tienden a la irrelevancia por demografía".

-"La presión hacia la eutanasia va a ser creciente. Será contrarrestado porque los mayores van a ser cada vez un porcentaje mayor de los votantes, el segmento decisivo. Pero eso va a aplastar la economía".

Consecuencias a nivel individual (económicas)
-"Vamos a cobrar pensiones, pero cada vez peores, y serán una proporción superior del sueldo de los trabajadores en activo. Van a estar insatisfechos tanto los que producen como los que reciben".

-"Cuando la población tiende ser cada vez menor y cada vez más mayor la gente, la economía va para abajo... Las economías de escala son buenas para todos, y las economías de escala se consiguen con más gente y no con menos gente".

Consecuencias a nivel individual (afectivas)
-"La mitad de los jóvenes que hay ahora no tendrán de mayores ni siquiera un nieto. Vamos a una sociedad de soledad. Si le sumamos el divorcio, la cantidad de gente que va a estar sola en la vejez porque no ha tenido hijos y se ha divorciado será enorme".

-"Vamos a una sociedad con mucha más soledad, con mucho menos afecto familiar. Los hermanos no solo te dan cariño, con los hermanos aprendes".

Causas de la caída de la natalidad
-"Hay muchas explicaciones lógicas y razonables por las que tenemos menos hijos. Pero lo más importante del todo es que ahora no queremos tener hijos. Nos incomodan. Me da pereza, me quitan dinero, me quitan libertad...".

-"Muy importante también es la desestructuración familiar. Los hogares que no son matrimonios estables tienen menos hijos. ¿Se está haciendo algo por potenciar y prestigiar la estabilidad matrimonial? No, al Estado le da igual si mucha o poca gente se casa o si mucha o poca gente se divorcia. Y eso tiene una incidencia muy negativa en la natalidad".

-"Otro elemento muy importante es que empezamos demasiado tarde a tener el primer hijo. Nos hacemos adultos muy tarde. A lo mejor tenemos que replantear los ciclos educativos para que no empecemos a ser adultos tan tarde".

Respuestas públicas equivocadas
-"La inmigración puede ser parte de la solución, pero no toda la solución. Los inmigrantes también envejecen y tampoco tienen mucha natalidad".

-"Se están dando incentivos a la natalidad solo si la madre trabaja fuera del hogar. Las mujeres que no trabajan fuera del hogar son una minoría pero tienen más niños que las otras. Entre el 25% y el 35% de los niños que nacen en España nacen de mujeres que no trabajan fuera del hogar. En Alemania son el 50%. Si hablamos de natalidad, no se puede favorecer a las que tienen menos niños. El Estado tiene que ser neutral, pero no lo es".

-"La natalidad no es solo cosa de la mujer. Se están dando incentivos solo a las madres, lo que va contra el concepto de familia. Si pensamos solo en la mujer, se favorece que no haya familia y que haya niños sin padre".

-"Es una verdad muy incómoda para el feminismo radical, que es anti-hijos y anti-masculino. Como no prestigia la maternidad, no favorece la natalidad. Hay un ecologismo que dice que el ser humano es el problema, es el dañino. Aunque son grupos influyentes, eso no es lo más importante. Lo más importante es que mucha gente no quiere tener hijos porque le es incómodo".

-"Los gobiernos no lo han hecho bien, han hecho muchas cosas contrarias a la natalidad. Son muy responsables, pero no son los únicos responsables. ¿Qué pasa en la sociedad española? La mitad de la gente joven tiene dos hijos o más, pero la otra mitad tiene uno o ninguno, la mayor parte ninguno".

Medidas imprescindibles desde el Estado
-"La medida más importante contra el invierno demográfico es convencer a la gente de que es un gran problema. Porque si la gente no se da cuenta de que es un gran problema, mucha gente no va a permitir que se favorezca a los que tienen niños".

-"Una cosa que habría que hacer, sí o sí, es que si has tenido más hijos cobres más pensión, porque has gastado más para generar la gente que va a pagar las pensiones".

-"¿Qué hay que hacer? Favorecer a los que tienen niños. Tiene que pagar menos impuestos quien tiene más hijos".

 http://www.religionenlibertad.com/natalidad-cae-por-muchas-razones-principal-que-queremos-54839.htm

8 comentarios:

  1. Todo tiene su porqué. Antes la mayoría de la mujer no trabajaba fuera de casa. No tenían distracciones. Los hombres eran muy machistas y querían tener a su mujercita siempre disponible y en casita.
    Ahora las chicas se han liberado y dicen aquello de "Nanay".
    Mi madre tuvo 7 hijos vivos, dos nacieron muertos, yo al ser la mayor la he visto siempre embarazada...Yo tengo dos hijos. No os enfadéis con los matrimonios que tienen pocos hijos.
    Un besito

    ResponderEliminar
  2. hola susana yo creo que hoy en dia la vida no es para tener muchos hijos, antes la mujer solia tener muchos hijos tampoco habia medios para evitar eso, mi madre tuvo 9 hijos, y yo creo que hoy la myoria queremos un hijo era queria yo, me mi hijo me pedia un hermanito asi que por ese motivo tengo dos, y yo vi como mi madre y padre jamás pudieron difrutar su vida solo trabajar y trabajar en fin es un tema para hablar largo y tendido besitos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El problema es que mucha gente no tiene ninguno. Un beso.

      Eliminar
  3. El problema de la natalidad está ahí y es, en parte, culpa de los gobiernos que dificultan la posibilidad de tener hijos con la escasez de trabajo, los horarios laborables incompatibles con la conciliación familiar, la inexistencia de guarderías en los lugares de trabajo, que no haya ayudas económicas que incentivos esa natalidad, que los tiempos de baja por paternidad/maternidad estén a años luz de los que se contemplan en Europa, etc etc etc; posiblemente si todo esto fuese favorable, sería más fácil vencer la comodidad...
    Besos, muchos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto pero también hay mucha desgana. Un beso.

      Eliminar
    2. Nosotros tuvimos 4 hijos. Ahora tenemos 6 nietecitos y otro que viene. Estoy bastante de acuerdo con Luisa, si la mujer precisa trabajar, las guarderías estatales y subvencionadas se hacen imprescindibles, y muchas empresas también deberían tenerla para sus empleados. No hay nada más maravilloso que tener un hijo y creo que se animarían más parejas si las condiciones para tenerlos fueran mejores. Es mi opinión.
      Amistosamente.

      Eliminar
    3. Pero no me gusta que la solución sea tenerlos todo el dīa en la guardería. Un beso.

      Eliminar