viernes, 14 de abril de 2017

Un homosexual contra las relaciones homosexuales

Se llama Philippe Ariño. Es un ciudadano francés de origen español que habla abiertamente de su condición de homosexual y de católico. Ha escrito un libro titulado “Homosexualidad contracorriente”, en donde se muestra partidario de que los gais no establezcan relaciones de pareja ni tengan relaciones sexuales.
También es autor de un blog. Defiende, en términos generales, el modelo de comportamiento que la Iglesia propone a los homosexuales, y que muchas asociaciones LGTBI califican “de aberrante”. Y lo consideran así hasta tal punto que la mera publicidad de sus opiniones les parecenactos homófobos, esto es, de aversión hacia la homosexualidad o las personas homosexuales.
Este ciudadano francés ha sido invitado por el Arzobispado de Barcelona para impartir una charla. En ella, en sintonía con lo que que cuenta en su libro, explicará por qué considera “dolorosa” su condición de homosexual.
El lobby LGTBI considera que la charla de Philippe Ariño generará “aislamiento y desprecio”
También denunciará que el estilo de vida gay “es un mundo de mentiras, que exteriormente se muestra alegre y dentro está lleno de rabia y de tristeza”.
El Observatorio contra la Homofobia, al que se ha unido el Front d’Alliberament Gay de Catalunya, ha exigido que se suspenda la charla que Ariño tiene previsto impartir en el Arzobispado de Barcelona.
A su presidente, Eugeni Rodríguez, le parece “absolutamente indignante y estigmatizante este acto de grave contenido homófobo”. Y añade que se trata de “un claro ataque al contenido de la Ley 11/2014 que obliga que todas las instituciones de Catalunya a no discriminar a las personas LGTBI”, porque “genera aislamiento y desprecio”.
De ahí que exija al arzobispado que suspenda inmediatamente la charla y que pida disculpas.
“Una sobrerreacción de las asociaciones LGTBI, en forma de manifestaciones ante el arzobispado o acciones similares, solo contribuirá a darle más publicidad”

“Hay que dejarle hablar”

Bruno Bérchez, delegado de Juventud del Arzobispado de Barcelona, responsable del acto, no está de acuerdo: “Sé que para muchos jóvenes este tema es difícil y queremos hablar. Ariño es homosexual y se le tiene que escuchar. Que no quiera tener pareja es su opción personal y no ataca a nadie. Puedes estar en contra o a favor, pero lo importante es que se pueda hablar”.
La polémica está servida. Intuyo que la charla, programada para el próximo día 11, se impartirá. Intuyo también que una sobrerreacción de las asociaciones LGTBI, en forma de manifestaciones ante el arzobispado o acciones similares, solo contribuirá a darle más publicidad y a despertar a potenciales defensores de Ariño y del arzobispado.

'Homosexualidad, la prioridad negada', el último libro de Philippe Ariño, católico y gay
‘Homosexualidad, la prioridad negada’, el último libro de Philippe Ariño, católico y gay

Por otro lado, dudo mucho que dentro del mismo colectivo gay haya una opinión unánime al respecto. Existe cierta tendencia a uniformar a los homosexuales como si siempre opinaran lo mismo de todas las cosas, y no es así.
Hace un tiempo escribí un artículo sobre las distintas opiniones de asociaciones de homosexuales que existen en torno a la celebración del día del Orgullo Gay (se puede leer aquí).
Aunque a algunos les extrañe, a muchos homosexuales no les gusta la imagen que transmite ese día del colectivo. Los homosexuales no son una secta con miembros que siguen ciegamente a un líder o Consejo Supremo.
“¿Estamos ante un verdadero problema de discriminación o ante una ‘salida del armario’ de un homosexual que ha conculcado los principios de la ortodoxia LGTBI?”
 ¿Cuándo hay discriminación?
En cuestiones opinables como esta, unos gais coincidirán con el presidente del Observatorio y otros serán partidarios de consentir unas declaraciones que, aunque no las compartan, no les parecerán constitutivas de delito.
La ley 11/2014, a la que hace referencia Eugeni Rodríguez, y que fue aprobada en Cataluña “para garantizar los derechos de lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros e intersexuales y para erradicar la homofobia, la bifobia y la transfobia”, incluye en su artículo 5 una cláusula general antidiscriminatoria.
Esta cláusula establece que “el derecho a la no discriminación debe ser un principio informador del ordenamiento jurídico catalán” y que “vincula tanto a los poderes públicos como a los particulares”, entre ellos, lógicamente, la Iglesia Católica y demás confesiones religiosas.
Ahora bien: ¿hay homofobia cuando una persona opina que los gais deben abstenerse del sexo? ¿Y si opina que deben abstenerse antes del matrimonio? O, cambiando de confesión, ¿hay discriminación hacia la mujer cuando alguien se muestra favorable a la poligamia pero no a la poliandria?
Y volviendo al tema que nos ocupa: ¿estamos ante un verdadero problema de discriminación o ante una “salida del armario” de un homosexual que ha conculcado los principios de la ortodoxia LGTBI?
Ante este ataque a la libertad de la expresión, E-cristians ha publicado un comunicado en el que rechaza que todo lo que es políticamente incorrecto y contrario a las organizaciones LGTBI quiera ser silenciado y reprimido. Por ello, se preguntan: “¿Qué sociedad sería aquella en la que se pudieran formular todos los puntos de vista inimaginables sobre la familia, las relaciones sexuales, excepto aquellas que proponen puntos de vista como los de Philippe Ariño?”
E-cristians critica la censura gay: “Lo que no les gusta es que un homosexual tenga su criterio y que éste sea diferente de grupos que han convertido la homosexualidad en un proyecto político”
Asimismo, E-cristians sostiene que lo que no le gusta al lobby gay es que un homosexual “tenga su criterio y que éste sea diferente de grupos que han convertido la homosexualidad en un proyecto político”.
Por ello, creen que es totalitario acusar de homofobia a todo el que discrepe. “Exigimos respeto por la libertad de expresión para todos. Los privilegios legales y económicos que la Generalitat de Catalunya y en su ámbito la Diputación y el Ayuntamiento de Barcelona vienen otorgando a estos grupos han fabricado las condiciones para que quieran convertirse en dictadores de lo que se puede decir en Cataluña”.
También te puede interesar:
Richard Cohen: “La ciencia afirma que nadie nace homosexual. El cambio es posible”
 http://www.actuall.com/criterio/familia/el-lobby-lgtbi-catalan-pretende-censurar-a-un-homosexual-catolico/

1 comentario:

  1. hola susana paso en la mañana a dejarte un saludito besitossss

    ResponderEliminar