miércoles, 2 de noviembre de 2016

España contra la maternidad

España es el único país de Europa donde la maternidad no solo no es ayudada, sino que además es perseguida. Un suicidio para una sociedad que tiene una de las peores tasas de remplazo del mundo. Quieren crecimiento económico, estado del bienestar, pensiones, cohesión social y menor desigualdad, sin nacimientos. Es una estupidez brutal en la que por acción u omisión son responsables todos los partidos políticos y el trasfondo de la cultura imperante.

Contra la maternidad

  1. Las ayudas a la familia son de las más reducidas de Europa
  2. Las ayudas a la maternidad, a la mujer embarazada, son prácticamente inexistentes. Se prima con subvenciones públicas el aborto y se deja a la solidaridad privada, la ayuda a las madres. Esto ya define claramente el sentido de las políticas públicas imperantes.
  3. Los permisos por maternidad y paternidad son reducidos, sobre todo para los hombres, lo que imposibilita un más equilibrado reparto de las ocupaciones familiares.
  4. Muchas empresas contemplan la maternidad como un factor negativo, no contratan a mujeres embarazadas, y hacen ver a las contratadas que el embarazo es un problema
  5. Los sindicatos nunca se han planteado actuar sobre la discriminación que en el ámbito laboral sufre la mujer.
  6. No existen medios para conciliar embarazo y maternidad con la profesión y promoción laboral.
  7. La educación sexual oficial trata el embarazo con el mismo enfoque que a una enfermedad de trasmisión sexual, como consecuencia del déficit antropológico -el crecimiento de las dimensiones afectivo-sexuales del adolescente.
  8. Las feministas de género ignoran sistemáticamente toda reivindicación relacionada con las madres y el embarazo. Para ellas solo existe la defensa del aborto.
  9. La cultura mediática presenta la maternidad como una de tantas opciones como dicta la perspectiva de género, y no como lo que es: la realización de la mujer, como la paternidad lo es para el hombre. La maternidad es presentada la mayoría de las veces como una carga o un impedimento para la realización de la mujer.
  10. La perspectiva de género, doctrina oficial española, considera el embarazo y la maternidad como un factor que favorece la desigualdad de la mujer. En su lógica última, la referencia es el hombre ¡por qué no se embaraza!

6 comentarios:

  1. Conocía muchos puntos de los que has nombrado. Prepararse para ser padres hay gentes que lo desean y sin embargo o lo hacen por problemas de trabajo o tantas trabas que tu misma has enumerado.

    Hace poco, un vecino de mi calle se fue con su mujer a trabajar a Noruega y allé les ha nacido un hijo y sabes qué, pues que el gobierno les ha dado cantidad de facilidades además de dinero y, ellos son Españoles. La cosa es que se han establecido en Noruega porque allí sea como sea el clima, se vive mejor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero antes vivían peor y tenían hijos. Un beso.

      Eliminar
  2. Yo creo que hay menos niños porque queremos otras cosas antes que hijos.
    Como no lo se explicar bien, digo que cada uno haga lo que quiera. Yo tengo 2, pero mis padres tuvieron 9...ahí queda eso.
    Un besito

    ResponderEliminar
  3. Los hijos son fruto del amor entre los esposos y un don de Dios,y solo mirado desde este prisma son bien recibidos.Si no se tiene esto en cuenta se convierten en un estorbo para nuestros planes egoístas y comodones.
    Conozco familias numerosas que son plenamente felices,y pueden prescindir de muchas cosas.
    Todos estos puntos que has nombrado salen de mentes sucias y amantes de la mentira.
    Te mando un fuerte abrazo

    ResponderEliminar